Baila, baila, baila

Baila, baila, baila, no te canses, a pesar de los problemas no dejes de bailar, te ha tocado difícil, tu vida ha sido de altos y bajos, cuanto lamento no poder estar contigo en estos momentos, tus últimos años, no ha sido fácil para mí, el tener que alejarme, te extraño tanto, gracias por ser tan incondicional conmigo, por haber estado en los momentos que más lo necesitaba, te quiero, te amo, aprendí amarte a través del tiempo, siempre estaré agradecida, alimentaste este amor con tus maravillosas acciones, no olvido tus manualidades, era tan hermoso todo lo que hacías, esas tortas de piña que siempre preparabas, los más deliciosos postres, era tan divertido ir a tu casa, probar tus comidas, eran excelente al paladar.


Cuantos recuerdo de mi infancia junto a ti, un diciembre no podía faltar un hermoso regalo de tu parte, en carnavales te dedicabas a realizar nuestros hermosos trajes o disfraces, fueron tantos detalles de tu parte, crecí y seguí muy cerca de ti no dejábamos de vernos. Te respeto por ser quien eres, trabajaste toda tu vida, una mujer independiente, amable, educada, con buen sentido del humor, con gran carácter, con valores y principios, así eres, así te veo, no te faltaría el respeto nunca, así fue siempre, porque aprendí de la mejor madre del mundo que me enseñó a respetarte y amarte como ella lo hizo. Eres una de las personas más importantes en mi vida, te tengo presente, a pesar de los miles de kilómetros de distancia, de mi mente no hay quien te separe.


El tiempo sigue pasando, ya no tienes la misma vitalidad, ya no tienes las mismas fuerzas, para realizar tus manualidades ó seguir con la repostería que tanto disfrutabas hacer. Con los años te has vuelto dependiente de otros, no quieres estar sola, tus años pesan, pero, hay algo que no cambia y es el amor, aún sigues siendo la alegría de muchos, por eso, baila, baila, baila, no te canses abuela, no te canses de bailar.
Baila, baila, baila que tu corazón no deje de bailar!

Lfdez

Una mañana más

Una mañana más

Una mañana más, un día más, despertar una vez más por la luz del amanecer que entra por mi ventana, mirar el techo, un fuerte suspiro, agradecer, levantarse, realizar nuestra rutina matutina, prepararse un café, apreciar su aroma, acompañado de un rico desayuno, leer las noticias…así comienza un nuevo día, preparada para los nuevos acontecimientos, una mente descansada para aportar nuevas ideas.

Un nuevo día para amar y ser amado, para conocerte mejor, para reflexionar, para pensar, para escuchar, para compartir, para sentir, para apreciar, para experimentar, para enseñar, para aprender, para remediar los errores y corregir,  buscar motivos para sonreír.

Una mañana despertaremos y todo este mal, esta situación difícil que enfrentamos se habrá ido y con ella se irán nuestras inseguridades, nuestros miedos y saldremos a las calles a compartir, en ese instante es cuando le darás el verdadero valor a la libertad, en estos tiempos de encierro es cuando más valoras lo que no puedes hacer, desde un abrazo ó una charla con un buen amigo, para que sucediera tuvimos que conocer el encierro, nos prohíben salir de casa, pero será pasajero.. ¡pronto saldremos!

Aprovecha tienes un nuevo día, una mañana más, aprovecha y sé feliz en tu soledad, aprende a ser feliz contigo, que tu felicidad no dependa de alguien más sino de ti, aprovecha un nuevo día para sentir la vida, sentirte vivo, abraza ese amor que te tienes, ese amor propio, en estos momentos difíciles no olvides lo valiente que eres, aprovecha tienes un día más para VIVIR.

Soy Resiliente

Lfdez

El refugio en tiempos de Cuarentena

El refugio en tiempos de cuarentena

Muchos se lamentan por este encierro, apenas son 2, 3, 4… días de 40, es preferible no llevar la cuenta, no saben ocuparse sino quejarse, sin ver más allá de lo que previene el estar en casa, tantas cosas que hacer, tanto que recuperar, tantas cosas por reparar en casa y siempre por falta de tiempo se posterga, tanto que encontrar, tantas cosas que por falta de tiempo no hacemos y dejamos para después, ahora que tenemos tiempo en casa, en vez de aprovechar y ver lo positivo, como, pasar el tiempo en familia, conversar, contar historias o anécdotas, compartir, ver una película juntos, sentarse todos en la mesa al momento de comer, a puesto que la gran mayoría de la sociedad han perdido estas costumbres, muchos pueden estar dentro del hogar pero no se aprovecha el tiempo para mantener una buena comunicación, ni mucho menos compartir momentos significativos en familia, ahora vivimos en una época, donde, la tecnología se apoderó del mundo y lo que hacemos es estar en un computador, en un teléfono, pasando horas viendo y compartiendo en redes sociales con personas que ni conocemos desperdiciando los momentos y tiempo valiosos que deberíamos dedicar a la familia. Es momento de reflexionar, aprovechar el tiempo para mejorar dentro del hogar, de ver que estamos haciendo mal, de compartir más en pareja, con los hijos, dar abrazos, expresar cariño, decir te amo a la persona amada, recuerden que los hijos crecen, los padres envejecen, hoy estamos mañana no lo sabemos, por eso la comunicación es fundamental, no nos guardemos para después lo que podemos hacer, lograr, crear ó decir hoy. Vamos aprovechar este encierro para registrar en nuestra memoria cosas maravillosas a pesar del caos y pánico que se tiene actualmente, demostrar que aún somos queridos e importantes para nuestros seres queridos, no olvides que después siempre es demasiado tarde.

Aprender a cuidarnos entre nosotros, siendo empaticos, no es momento de quejarnos, aprovechemos de los momentos juntos en familia, desde el refugio de tu cuarentena, conectate contigo, es momento de una pausa y reflexionar e intentar mejorar. Todo pasará mientras tanto aplicalo en tu vida y evita salir a las calles, mantenerse encerrado en casa, cumple tu cuarentena, aprovecha para revisar tu hogar deben haber un montón de cosas pendientes por hacer, comienza ahora. Sé parte de la solución y no del problema.

Soy Resiliente


Lfdez.