Siempre esperando

Siempre estamos a la espera de algo, a medida que va pasando el tiempo, queremos que muchas cosas lleguen a nuestras vidas, desde lo más simple, como, una llamada telefónica, un mensaje de texto, la espera de una fecha especial, esperamos estar un día más, ver el amanecer, apreciar un bello atardecer o esperar una linda luna, ver las estrellas en una hermosa noche, cuando se tornan grises las nubes, quizás comenzamos a esperar la lluvia, así van pasando los días, siempre a la espera de algo, un acontecimiento, una buena noticia, de esas que nos alegran el día.

De niños soñamos a ser adultos, pasamos el tiempo jugando a interpretar distintos roles, todavía a esa corta edad no se logra ver la complejidad de la vida, deseando ser adulto, de niño comenzamos a esperar…esperar la navidad, para recibir nuestros regalos, esperar un beso de nuestra madre al irnos a dormir, esperar una fiesta para dirvertise, esperar con ansiedad su cumpleaños porque desean ser grandes, su inocencia e ingenuidad, sin duda, es la mejor etapa de la vida, lástima que pase tan rápido, que sea tan corta, es que el tiempo siempre mantiene la manía de ir corriendo.

Así pasa la vida y nosotros a su vez esperando, pasamos los días, semanas, esperando, esperando ese día en el cuál tenemos una entrevista laboral, esperamos una fecha para una cita especial, esperamos que llegue a nuestras vidas el amor, ese alguien que logre que nuestros sentimientos y emociones se descontrolen con su presencia, esperamos el día de nuestra graduación, de conseguir un buen empleo, de formar una familia, esperamos tanto que, las horas, los dias, los meses, los años siguen pasando y muchos se quedan esperando y envejecen y no llega nada de lo que han querido para sus vidas.

Las cosas no suceden por sí solas, no es cuestión de esperar, es de buscar, ocuparse y conseguir, si quieres que algo llegue a tu vida, no te quedes de brazos cruzados, tienes que moverte y conseguirlo con esfuerzo, ganas y dedicación, todos queremos una vida exitosa, espléndida, pero, ¿realmente hacemos lo adecuado para que eso ocurra? si tienes metas, pensamientos de optimismo y superación vas por buen camino, luego eso se debe concretar hacer cumplir nuestras metas, materializar, cuándo se obtienen logros, siempre irás por más, es superación para mejorar cada día y tener una calidad de vida que todos deseamos. No es simplemente sentarse a esperar, depende de cada persona y lo que haga con su vida para lograr conseguir ese título que tanto quiere, ese empleo que tanto anhela, de su proactividad para emprender, de sus actitudes y aptitudes para mantener dentro de su vida a seres especiales, de sus valores, depende de uno, de ti, no de los demás, recuerda el tiempo pasa y ese es el único que no espera nada. Aprocha tu vitalidad, tus mejores años, tu tiempo.

Lfdez

Cuánto daría…

Cuánto daría por verte una vez más

Cuánto daría por un momento contigo, estar a tu lado, sentir esa seguridad que sólo sentía contigo… Si tan sólo pudiéramos tener el poder de predecir las cosas, hay momentos en que no atendemos a los llamados, estamos pero no cuando nos necesitan y aparecemos en momentos que no lo requieren, tratemos de estar siempre y compartir con aquellos que nos aprecian.

Cuánto daría por tener tu protección, sentir nuevamente que me proteges como a un niño que aún necesita de sus padres.

Cuanto daría porque todo sea como antes, donde éramos tu y yo en cualquier momento.

Cuanto daría por volver a tus brazos una y otra vez, sin estar pendiente del tiempo y quedarme allí, escuchar la misma música, bailar, cantar… siempre estuviste dispuesta a escucharme y tenías las palabras perfectas para mi.

Ahora me doy cuenta que no aprovechamos el tiempo ni el momento, paso los días extrañando tu ausencia, imaginando y tratando de no llorar con tu recuerdo, no somos eternos, nada es eterno, todo cambia constantemente, un día no es igual al anterior, el amor y los sentimientos cambian, puede que un nosotros ya no exista, que seas el recuerdo de alguien más, no somos los mismos que hace unos 5 años atrás, ni un año atrás , se trata de evolución, somos viajeros en el andar del tiempo, fichas en este juego llamado vida, nos encontraremos dificultades, obstáculos y oportunidades, iremos superando las diferentes etapas que se nos presenten y en muchas ocasiones saldremos victoriosos, otras veces nos tocará irnos con una derrota, pero no nos queda de otra que avanzar, tocar fondo para un nuevo impulso, sin rendirse y adaptarse a los distintos cambios y vivir, vivir la vida.

Soy Resiliente

Lfdez